Según Defensa Civil, todos los cuerpos estatales y otros establecimientos de las provincias están y estarán en alerta, deben preparar las medidas presentidas en sus respectivos planes de disminución de desastres y aumentar la guardia hidrometeorológica.

En este período comenzaran las faenas de protección de abrigadas y fachadas de inmuebles y bastimentos de bienes, además de instruir las primeras evacuaciones en aquellas zonas que sean de riesgo por donde es más posible que pase Irma, cuyo ojo circunvalará la costa norte de cuba en su fracción centro oriental, estas son las informaciones más recientes que se tiene.

En Santiago de Cuba, se presiente que será uno de los afectados por Irma, desde luego ya se han tomado las provisiones respectivas con comercialización de alimentos no perecederos y la canasta básica auxiliar, así como también la atención a hospitalizados y embarazadas.

Por otro lado no se ha hablado aún de una evacuación, en la cayería norte es la zona central, y es uno de los primordiales polos turísticos del país, aunque se esperan que los turistas y obreros sean transportados pronto tierra firme.

Se espera que Cuba y sus habitantes no sean tan afectados como lo estuvo en el año de 1980 quien fue golpeado por el Huracán Allen quien dio un tremendo arrebato a la población cubana con vientos de nivel máximos de 195 millas por hora.