¿Por qué alquilar una casa de lujo en Menorca?

Menorca es la isla más tranquila y familiar de las Baleares y cuenta con 315 días de sol al año. De hecho, es el destino vacacional perfecto para toda la familia. Por eso, el alquiler de casas de lujo en menorca está en auge en los últimos años. Aunque su clima es ligeramente más fresco que en otros lugares, es el primer lugar de España donde se puede ver el hermoso amanecer.

Es el lugar ideal para que aquellos que no son especialmente activos salgan a pasear con unas fantásticas y sencillas rutas de senderismo, ciclismo y equitación. Encontrará algunos interesantes monumentos de piedra en el camino, que datan de hace miles de años y resultan ser excelentes marcadores para caminar por el campo y enlazar con las calas costeras. Estos no son los únicos monumentos prehistóricos de la isla, las imágenes más características de Menorca son las formaciones rocosas, conocidas como Taulas. Dos de las Taulas más conocidas se encuentran en el distrito de Ciutadella, “Torre Trencada”. No deje de visitar las cuevas más populares de la isla, situadas en Cala Morell.

Diríjase a Maó o Mahón, la capital de Menorca, famosa por su puerto natural de 5 km, que lo convierte en el segundo puerto natural más grande del mundo, después de Pearl Harbour. Admire las vistas, los superyates y disfrute de la auténtica cocina (pruebe el Formatge de Maó, un queso típico de la isla) y la ginebra local en la destilería Xoriguer Gin. Mientras esté aquí, no deje de visitar la iglesia de Santa María y escuchar su órgano de 3000 tubos.

Para disfrutar de un paisaje inolvidable, suba al Monte Toro, que en su cima se encuentra a 358 metros sobre el nivel del mar, para disfrutar de vistas panorámicas de la isla y, en un día claro, puede tener la suerte de ver hasta Mallorca.

Durante los meses de junio a septiembre, en Menorca se celebran fiestas llenas de colorido en las que los lugareños muestran sus habilidades ecuestres. Si no ha tenido su dosis de caballos, vea las carreras de trote en el Aero club y el Hipódromo.

También merece la pena visitar la histórica ciudad de Ciutadella, en la costa oeste, con sus encantadores cafés junto al puerto, sus encantadoras calles estrechas y sinuosas y su catedral del siglo XIV, que tardó más de 50 años en construirse.

Un lugar único y pintoresco que no debe perderse es la Cova D’en Xoroi, un bar escondido en una cueva de 25 metros de altura situada en los acantilados de Cala en Porter. Una experiencia única para ver la puesta de sol con un cóctel en la mano y quedarse más tarde para festejar toda la noche.

A los amantes de la naturaleza les encantarán las calas cubiertas de pinos, los barrancos de piedra caliza y la riqueza de su fauna, que incluye águilas, cernícalos, milanos e incluso tortugas salvajes. Los visitantes más deportistas pueden aprovechar el campo de golf de nueve hoyos, la equitación y una amplia gama de deportes acuáticos. Para relajarse, posiblemente la mejor playa de Menorca sea la tranquila y apartada Cala Macarelleta, en el sur, que bien merece una visita. Con impresionantes villas con todo el personal cerca, podrá sentarse, relajarse y disfrutar de su entorno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies