Los Robots estarán en el Futuro, porque ya son el Presente

Mientras muchos quieran sólo llevar su mente al imaginario de robots de combate como Mazinger Z, a robots humanoides como Terminador o robots serviciales como la sirvienta Rosy The Robot en la serie de Hanna – Barbera “The Jetsons”, no podrá ver con claridad lo que a su alcance está y menos la realidad de la robótica: ya ellos están entre nosotros.

¿Necesita pruebas para esta afirmación?

Pues ¡se las tenemos!

La robótica no deriva exactamente de la creada por Isaac Asimov y sus leyes, aunque claro que en algún momento las mismas regirán por la seguridad del hombre. Pero esa es una tela de la que muchos se han cuidado. La robótica actual está más que para servir al hombre, se avoca a ser su aliada en grandes o pequeñas tareas que facilitan la vida, por ser esa la base de su programación.

Un ejemplo son los sencillos, prácticos y “caballitos de batalla” robots friegasuelos, mismos que puedes contemplar en esta web de robots friegasuelos y quienes como su nombre lo indican, se ocupan de darle limpieza, brillo y efectiva recolección de menudencias, además de ácaros y bacterias, que purifican al hogar y ayudan en la economía de tiempo que se puede utilizar en otras tareas que –posiblemente- ya también estén robotizadas.

El mundo actual nos está enseñando a entender que el tiempo en el hogar es para darle amor, calor, mantenimiento y uso máximo en la unión familiar, de visitas y ser ejemplo vecinal. Por eso el acompañamiento con robots es válido ya que permite hacer una tarea tan esencial como lo es el fregar los suelos en el lapso de tiempo en que el usuario se encuentre en el hogar o también fuera de éste, porque los robots friegasuelos están programados para servir en todo instante con autonomía de duración de su batería que va desde 60 hasta 180 minutos según el modelo que elija.

Navegan por sí mismos, no derriban nada, aspiran sólidos y líquidos, conservan gran cantidad de desperdicio, pulen, se programan, cubren desde 60 metros en adelante con exactitud y su sonido es agradable, como el de su vieja aspiradora pero más tenue y le satisface saber que no está haciéndolo usted, que pasa a ser el supervisor de una obra bien hecha.

Entonces, amiga o amigo, ya por favor deje de ver a la robótica como algo que será parte de un futuro distante y a su vez distópico. La robótica ya está aquí para hacer de su vida una comodidad efectiva y un tiempo digno de maximizar con quienes ama, sin abandonar sus tareas ni hacerse esclavo de ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies