Ahorrar dinero, la mejor alternativa para salir de deudas sin préstamos financieros

Cuando se genera la primera deuda puede resultar ser un fenómeno difícil de frenar, porque se complica pagar los compromisos ya adquiridos y cumplir con las obligaciones diarias, sin tener que acudir a otros préstamos financieros.

Sin embargo, aunque pareciera paradójico, cuando se tienen compromisos financieros pendientes, ahorrar es la mejor alternativa para pagar deudas sin la necesidad de solicitar préstamos de dinero. Además, este mecanismo permitirá que la persona logre una solvencia financiera y no aparezca en las típicas listas de deudores que le impiden solicitar créditos posteriores.

Consejos para lograr una solvencia financiera

Muchas personas se preguntarán como ahorrar dinero y salir de la deuda de una modo rápido, pero realmente ésta solo es una opción viable cuando el interesado bloquea ese pensamiento negativo, se organiza y realiza algunos cambios en los gastos cotidianos. Lo mejor es que  se puede confeccionar un plan de ahorro sin pedir préstamo.

Uno de los principales beneficios que se generan con el pago de todas las deudas es la mejora del historial crediticio, así como la independencia financiera para desarrollar todos los planes económicos  propuestos.

A continuación se detallan brevemente algunas recomendaciones importantes para combinar una estrategia de ahorro con un plan de pago.

Detenerse ante las deudas

El primer paso que se debe dar para iniciar un plan de ahorro y cancelar los compromisos financieros pendientes es detenerse ante la adquisición de nuevas deudas. Por eso lo mejor es no acudir a la solicitud de otros créditos de dinero. Para cumplir con este paso es importante evaluar los servicios y productos que se están comprando bajo la modalidad de pagos a corto, medio y largo plazo para determinar si realmente es necesario u obligatorio asumir estas deudas.

Asimismo, para salir ileso de las futuras deudas es indispensable poner freno a las tarjetas de crédito, las cuales son una amenaza cuando se inicia un plan de ahorro. La mejor alternativa es dejar de utilizar por un buen tiempo estos productos crediticios.

Ser consciente de los ingresos mensuales

Una de las principales razones por las cuales las personas se endeudan es porque no son conscientes del alcance de su salario mensual y en muchos casos gastan más de lo que ganan. Lo primero que debe hacer el deudor es identificar los gastos necesarios y los compromisos que por más que lo desee no se puede desligar. Después es conveniente destinar un fondo para cubrir los servicios prioritarios, y de esta manera conocer con exactitud con cuánto dinero se cuenta para el ahorro.

Definir la periodicidad del ahorro

Todos los meses no surgen los mismos compromisos de pagos y puede ser que se dificulte el plan de ahorro mensual, por eso es importante no abandonar la idea de ahorrar en caso que los números queden en rojo en algún momento. De igual manera, esta estrategia puede resultar efectiva de forma trimestral o cuando se obtenga un dinero extra.

Priorizar el pago de las deudas

Para salir de forma rápida e inteligente de las deudas, se debe priorizar de acuerdo al compromiso que genera mayores intereses para no acumular un saldo deudor más alto en el futuro. Las deudas que son más accesibles para cubrir el pago se pueden dejar en último lugar y son las que realmente ayudarán a mejorar el plan de ahorro.

Registrar los gastos

Esta tarea de registrar los gastos diarios puede parecer tediosa, pero es realmente valiosa, porque le permitirá a las personas conocer con exactitud dónde hay fugas de dinero innecesarias y en cuáles servicios y productos realmente se debe invertir el dinero.

Asignar una cantidad de dinero en efectivo

Las tarjetas de débito y crédito son excelentes instrumentos porque facilitan a los usuarios la compra de una forma rápida y más cómoda. No obstante, cuando se intenta ahorrar pueden ser perjudiciales para gastar dinero fácil, una estrategia eficiente es determinar una cantidad de dinero en efectivo para gastar al mes.

Crear un ahorro de emergencia

Además del ahorro para cancelar las deudas, es indispensable crear un fondo para emergencias, el cual permitirá cubrir las necesidades básicas o eventualidades que puedan surgir más adelante. Esta recomendación será mucho más fácil de cumplir si la persona fija una cantidad de dinero para pasarla de la cuenta corriente a la cuenta de ahorro, y sin la solicitud de una tarjeta de débito que muchas veces acelera el gasto.

Aumentar el ahorro después de pagar la deuda

Cuando ya se ha logrado pagar la deuda más alta, el plan de ahorro debe continuar e incluso es recomendable aumentar la cantidad de dinero que se destina al fondo mensual, la cual servirá para pagar las deudas de menor proporción y cubrir las necesidades básicas. De esta manera, más adelante la persona podrá contar con una cantidad de dinero considerable para atender inversiones importantes.

Definitivamente existe un camino más viable para salir de deudas y es el ahorro. Este estratégico mecanismo no solo permite obtener solvencia financiera, sino que además le garantiza a las personas mayores posibilidades de inversiones futuras para un crecimiento económico exitoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies